Te dejamos aquí nuestra larga lista de razones para que disfrutes aprendiendo en la Academia de Funky mas divertida de Madrid:

 

Llámanos al 602 646 807 y descúbrenos !!!

En nuestra academia de Funky también contamos con clases para los más jóvenes, con horario perfecto para cuando salen del colegio.

Pincha aquí para conocer nuestro horario de clases de funky para niños y niñas.

¿Hace falta decir más? ¡Apúntate a nuestra Academia de Funky!

 

Seas quien seas, o como seas, apúntate a nuestra academia de Funky

 

¿Te vas a apuntar?

girl-funky-music-wallpaper

Si te han gustado esos vídeos te dejamos alguno mas: aquí.

 

 

 

La palabra Funky se aplicó originalmente, en los años 1950, a un determinado tipo de jazz (Funky jazz). Por extensión, se aplica a toda música que contenga unas determinadas características que se relacionan con cualidades consideradas “negras”:1 Ritmo fuertemente acentuado, en especial las líneas de bajo, utilización de riffs muy sincopados, etc. Esta palabra se usa para un tipo de baile en el que la expresión es muy importante a través de movimientos que acompañan a ese ritmo y tiene un estilo semejante al hip-hop, donde se realizan movimientos de contratiempo. Trata sobre todo de llamar la atención con el estilo callejero que tiene. Se suele realizar en sesiones de determinadas horas y lo suelen bailar la gente que tienen capacidad y resistencia física o simplemente que les apasiona este estilo. Tiene su origen en las calles de Nueva York y Procede del arte musical. Las canciones utilizan líneas de bajo como motivo central de las canciones.

Etimología
“Funky” es un adjetivo derivado, bien del sustantivo “Funk”, bien del verbo “To funk”. En el primero de los supuestos, “funk” podría traducirse por “pánico”, aunque existe una acepción inglesa antigua (hacia 1600) con el significado de “olor nauseabundo”.2 Como verbo, significa tener miedo, aunque según Clayton y Gammond, a partir de 1700 también asumió la acepción de causar mal olor y, más específicamente, oler mal como consecuencia del humo del tabaco.3 Según parece, el adjetivo “funky” pasó a identificar los locales desagradables y malolientes en la primera mitad del siglo XX; por ejemplo, uno de los más afamados locales de Nueva Orleans, donde solía tocar Buddy Bolden al iniciarse el siglo, se llamaba “Funky Butt Hall”. Finalmente, pasó a denominar a un tipo concreto de jazz, en la década de 1950.

Accede a nuestra información de contacto y llámanos para informarte aquí.

O mándanos un correo:

Contacta con nosotros!
Pide información, haznos un comentraio o simplemente avísanos si estás interesad@.