CLASES DE SWING Y LINDY HOP

Descubre nuestras nuevas clases de Swing. Ven a conocer las clases más divertidas y marchosas. El Swing es el baile de moda, se calcula que más de 3000 españoles lo practican en Madrid, Valencia y Vitoria. El Swing representa la alegría y los que lo practican lo revindican como un auténtico estilo de vida.

HORARIOS

TODOS LOS MARTES :

CLASES A LAS 19:30 Y 20:30

PARA MAS INFORMACIÓN LLÁMANOS O ESCRÍBENOS POR WASSAP  602 64 68 07

NUESTRA PROFESORA DE SWING  Cristina Manzanares Rodríguez

Alegre, simpática y positiva, interesada en los ritmos más locos y divertidos desde pequeña, descubre el swing gracias a su gusto por la moda vintage. A partir de este punto, empieza a entender que lleva viendo bailar este género musical toda la vida, gracias a las películas antiguas de Hollywood y a los clásicos de Disney dónde los protagonistas bailan con diferentes estilos esta música tan interesante y creativa. Entre tanta información, encuentra un fragmento de la película Hellzapoppin (Loquilandia en España) de 1944, con la que se emociona enormamente al ver la increíble actuación que lleva a cabo la compañía de bailariones Whitey’s Lindy Hoppers (https://www.youtube.com/watch?v=ahoJReiCaPk). Este vídeo, la hace convencerse definitivamente de que el Lindy Hop, es lo que estaba buscando. Desde aquel momento no ha parado de aprender y de disfrutar del swing, está tan contenta con el descubrimiento, que quiere dar a conocer este apasionante mundo en los barrios de los alrededores de Madrid, ya que la mayor parte de este movimiento se da en el centro y ayudar así a que todos podamos disfrutar de los beneficios de la música y el baile.

PARA MAS INFORMACIÓN LLÁMANOS O ESCRÍBENOS POR WASSAP  602 64 68 07

Ocio a través del baile

Desde hace un tiempo, el swing se ha puesto muy de moda, por lo que surge un ocio maravilloso alrededor de este. Podemos encontrar todo tipo de eventos para disfrutar con otros apasionados por el swing, ya sea en salas de baile, en centros culturales o en la calle. Cualquier sitio es ideal para disfrutar de la música, el baile, la gente, el lugar, el momento y los múltiples beneficios que todo esto nos aporta.

Al bailar, entramos en contacto con una sensación de bienestar con nosotros mismos, por lo que nos sentimos más vivos y esto nos ayuda a tener una nueva perspectiva sobre todo lo que nos rodea. Esto ocurre desde el primer momento, pero cuando “bailamos” regularmente, los cambios son aún más profundos. Desconectamos de nuestras preocupaciones, ponemos atención en el momento que estamos viviendo, a escuchar la música, a disfrutar del entorno, a comunicarnos con nuestra pareja de baile, a desarrollar la creatividad a través de la interpretación musical, etc.

Y POR SI QUIERES SABER MAS……..

Historia del Swing

La historia convencional del jazz suele demarcar la llamada <> como una época que va entre los años 1935 y 1945, aproximadamente. Sin embargo, estas fechas cambian cuando tenemos en cuenta tanto la incubación de la música swing como su posterior periodo de transición.
De todas formas, se considera que el concierto de enorme éxito de la Benny Goodman Orchesta, el 21 de agosto de 1935, marca el inicio de una era en la que la aceptación pública del jazz rompió precedentes.

La caída de la bolsa de Wall Street en 1929 hundió a los Estados Unidos en una profunda y larga crisis económica, La Gran Depresión, que duró cerca de una década. La música popular y el jazz, que parecían haber dejado de evolucionar, estaban en realidad viviendo una transición importante.

Las ideas más innovadoras y poderosas que impulsaron el desarrollo del jazz orquestal, es decir, el swing, fueron fruto de la experiencia afroamericana; Jally Roll Morton, Duke Ellington, Don Redman, John Nesbit,jimmy Mundy, Edgar Sampson, Benny Carter, Eddie Durham, Mary Lou Williams, Horace Henderson y Sy Oliver.

Fletcher Henderson, fue clave en la creación de un entorno en el que músicos de jazz idealistas podían tocar orquestaciones interesantes, emocionantes y complejas, que a la vez eran comercialmente viables. Estos músicos introdujeron, entre otras cosas, la escritura musical para secciones de orquesta específicas (vientos, instrumentos de lengüeta, etc) a la vez que creaban oportunidades para que los solistas brillantes mostraran su virtuosismo. Con la añadidura de algunos cambios fundamentales en la sección de ritmo, como cambios en el marcaje de este por el batería, transformándolo en un sonido más difuso y fluido con los platillos, el hi-hat y el continuo barrido de las escobillas metálicas sobre el parche de la caja. Así, al darle igual énfasis a cada uno de los cuatro tiempos del compás (compás de 4/4), el ritmo se hacía más fluido y constante. Hubo otros cambios, por supuesto, pero estos fueron cruciales para crear el pulso que espoleaba a las orquestas de swing. A esta mezcla le podemos añadir las innovaciones de los arreglistas, como el patrón de llamada y respuesta, típica de la tradición afroamericana, que se hacia evidente en los riffs (simple frase repetida) de una sección contra otra (vientos metales contra madera, etc) sobre las que se elvaban las improvisaciones de las estrellas solistas. Toques adicionales, como el crescendo culminando en un sonido de metales distorsionados, seguidos de breaks (pasajes improvisados) orquestales donde solo se oye la sección rítmica, las frases de saxofones al unísono y los breaks; todo ello contribuyó a la creación de una música que hacía prácticamente irresistible el impulso de bailar.

*Fragmento del prólogo del libro La Reina del Swing, las memorias de Norma Miller.

 

 

Haz clic en el botón editar para cambiar este texto. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.